Sin categoría

Periodismo político, del 4º poder al mainstream

Thomas Paine, amigo personal de Benjamin Franklin y actor destacado en la Independencia de EE.UU.

La evolución del periodismo desde su eclosión como Cuarto Poder en los inicios de la Revolución Francesa hasta la trepidante carrera de los medios digitales y sociales de la actualidad es paralela a la evolución de la humanidad. En este sentido el desarrollo del modelo de consumo, el culto a la marca y la casi inopinada influencia del mainstream  como nueva forma de dictadura cultural, impone reflexiones profundas. El sentido del periodismo como cuarto poder tiene su raíz en la capacidad de llevar a las masas una realidad concreta y objetiva, una denuncia y solicitud por los intereses de una comunidad. Así la Independencia Americana está ligada sin duda alguna al desarrollo de determinadas rotativas que evolucionan desde los simples correros que llevaban noticias de una a otra ciudad como la mecha que recorre diferentes cartuchos de dinamita. Aquella mecha la encarnó como pocos Thomas Paine, considerado uno de los padres fundadores y que llevó por la costa americana el mensaje de la Libertad.

Hoy el mainstream domina el mensaje político y son muy pocos los que se atreven a llevar la contra a los mensajes oficiales. El poder de los medios de difusión masiva tiene efectos positivos al uniformizar determinados principios elementales, pero entre valor y derecho nos cuelan instituciones de mercado y estructuras sociales que diluyen al ciudadano y consolidan a consumidor. Sobre esto es interesante leer la entrevista que Cuarto poder  realiza a  Mónica Prieto con motivo de la obtención del IX Premio de Periodismo Julio Anguita Parrado. En ella denuncia que el periodismo ha perdido el sentido de servicio social  lo que nos devuelve al mercado y su control económico del consumidor por encima del interés informativo del ciudadano.

No podremos comprender el estado real de nuestros sistema políticos si nos ceñimos simplemente al análisis electoral o de las insitituciones políticas al uso. El poder e impacto de los medios de comunicación, así como su génesis interna, la evolución y concentración del capital que los controla y su linea editorial y mercantil aparejada, son la verdadera mecha que prende la mecha que hace estallar los cambios o los hace volar en pedazos. Frente a este poder descabezado y coronado por criterios exclusivamente mercantiles, la población evoluciona peligrosamente hacia el espectador-cliente y se aleja del ideal de ciudadano con sentido crítico que la Democracia tanto necesita.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *