Sin categoría

A veces la política mediática en la que nos hayamos sumidos no nos permite descifrar los entresijos de la planificación interna, las estrategias o la construcción ideológica tras cada proyecto. Esto lo puso de manifiesto recientemente Gabriel Rufián en una entrevista condecida al HuffPost donde afirmaba que en el PP no es cierto que nadie sepa nada, ni nadie sea tonto, muy por el contrario. La aturdida imagen del presidente del gobierno esconde una realidad muy complejo de cálculo y análisis político que le ha permitido en pleno vendaval de corrupción interna convertirse en la formación política indiscutible e indiscutida entre la derecha.

En frente, Podemos ha conseguido erigirse como el gran enemigo de la derecha, de los valores tradicionales y de los sectores más conservadores de la nación. A priori puede parecer absurdo mantener un discurso que genera tanta hostilidad en sectores tan amplios de la población, pero no si se hace desde un cálculo de masa crítica. Este concepto hace referencia al volumen de votantes necesario para hacer frente a los objetivos políticos, maximizando los nichos con mayor potencial, e incluso reafirmándolos gracias a la hostilidad antes mencionada.

En el caso de Podemos y de Pablo Iglesias en particular esto se ha conseguido gracias a una estrategia que recuerda con mucho a la de Margaret Thatcher. Puede resultar sorprendente, pero el desarrollo del discurso de Pablo Iglesias y su periplo interno dentro de su partido ha cumplido paso por paso los que evidenció el estudio de Stuart Hall sobre la Dama de Hierro. El objetivo de esta estrategia es el dominio de un discurso hegemónico es un espacio determinado. En el caso de Pablo Iglesias ha sido el discurso de la izquierda española, tan bien hilado que incluso votantes de derechas sienten añoranza por viejas glorias del socialismo de los años 80.

Hall señala tres elementos que permitieron alcanzar un dominio hegemónico al discurso del thatcherismo, insustituible dentro y fuera de la formación. Primero, supo traducir al lenguaje de la calle los complejos conceptos de la propuesta económica del economicismo-liberal que se ofrecía de manera antagónica a la socialdemocracia. Previamente es cierto que ofreció una explicación simétrica entre los problemas del país y su definición del laborismo en crisis. El Segundo paso fue el dominio interno del partido conservador, aupando a los que se identificaban con el discurso de Thatcher y arrinconando a los tibios. Finalmente destaca el elemento más potente, el discurso autoritario y populista, que aprovechó el resentimiento con el sistema, identificado con el laborismo e incluso los tibios del partido tory, y oponer de modo frontal su modelo como única alternativa.

En el caso de Pablo Iglesias podemos identificar los mismos pasos de un modo igualmente simple. El nacimiento del partido se corresponde con el movimiento de los indignados y el espíritu  que nace aquellos días se modula y construye como una nueva frontera política que genera una masa crítica nueva y sin respaldo político, constituida sobre todo por la juventud. Esta construcción discursiva ya desde la formación de Podemos permite trazar una frontera que los separará del PSOE y de la derecha, permitiendo un espacio político independiente. Dentro de este proceso vendrá la construcción discursiva, la identificación de palabras como corrupción, sistema, la casta, y diferentes expresiones vinculadas al lenguaje juvenil en no pocos casos, con los que se dibuja el antagonismo entre PP-PSOE y Podamos. El paso siguiente vino dado por el dominio hegemónico de Podemos por parte de Pablo Iglesias, identificando en este caso a los tibios como los partidarios de Errejón y de una política más cercana al pacto con el PSOE para facilitar una mayoría alternativa al PP. Esta purga dejó a Iglesias no solo al mando indiscutido de la organiación sino una sensación de poder frente a rebeldías futuras muy fuerte. Para terminar esta reflexión hay que citar el discurso general de Podemos, muy cargado de elementos populistas, muy centrado en las formas y en el efectismo. Los grandes discursos de la formación son temas de gran carga emotiva pero poco impacto en la realidad económica y social. La escasa presencia del partido de Iglesias en los gobiernos y su distancia de la Moncloa nos dejan aun la duda de saber en qué medida ofrecería una alternativa al gobierno del PP que tuviera el aplastante efecto que tuvo el de Thatcher sobre el laborismo. Habrá que seguir la pista, y ver en qué medida la coleta y la permanente se acercan navegando desde el Támesis hasta el Manzanares.

análisis electoral, EE.UU., internacional, Política

La imagen puede contener: una persona, textoHoy hemos estado analizando el discurso del Presidente Electo de EE.UU. a escasos días de su juramento y, pese a la gran expectativa generada por cada una de sus apariciones, la novedad es que no hay novedad. Se atisbó una cierta moderación de su discurso en los momentos posteriores a su proclamación, el cierre al discurso de la persecución judicial a H. Clinton, anunciada en campaña por el caso de los e-mail, o las graves salidas de tono. Sin embargo en los momentos previos ha vuelto el discurso del “muro” que no sólo parece separar EE.UU. de México sino a la costa este con la oeste, al norte con el sur. La segmentación del voto americano se ha evidenciado de modo grave y el resquemor de la izquierda estancada en un grave “os lo dije” no parece pronosticar nada bueno. Los grandes damnificados serán de primeras los medios de comunicación progresistas con más tradición como la CNN a quien ayer Trump negó incluso la oportunidad de preguntar.

El hecho preocupante es que el grado de autonomía política del presidente parece abrir la senda de la incertidumbre, las posiciones internacionales extravagantes y las crisis diplomáticas. Sin embargo la realidad del modelo descentralizado y la separación de poderes en EE.UU. juega a favor de un más que previsible consenso nacional. Ni siquiera el anuncio del nombramiento del próximo magistrado del T.S. debe preocupar. A diferencia de España, en EE.UU. el mandato vitalicio permite que, pese a la procedencia ideológica de cada uno, su posición final pueda ser libre en la medida en que no debe esperar respaldos a futuros mandatos. Aunque la proporción sea más cercana al GOP, el futuro de la fiscalización política del gobierno no correrá el más mínimo peligro.

La imagen puede contener: una o varias personasPor ahora y sin muchas decisiones que valorar, más allá de los perfiles elegidos para su mandato y las probables simpatías entre Putin y Trump, podemos augurar la vuelta de EE.UU. a la senda aislacionista que domina la agenda de los presidentes cada varios mandatos.
Esto tendrá efectos económicos y políticos de cierta envergadura para Europa que perjudicarán y beneficiarán de modo llamativo al norte y sur del continente. Una Alemania sin las ventajas del futuro TTIP para exportar bienes con gran valor añadido a un nuevo mercado común tras al estancamiento del poder adquisitivo en el continente o la imposibilidad del desembarco descontrolado de corporaciones de EE.UU. a la caza de gangas en países como España, Italia o Grecia. Los británicos se verán perjudicados, ya que su salida de la U.E. vendrá en un momento donde el amigo americano tendrá un interés mucho menor en seguir el discurso del Pepito Grillo del Foering Office, lo que sumado al dique seco de la City fuera del mercado común, augura un papel marginal en política internacional.

Interesa y mucho ver el calado de las relaciones con Rusia, especialmente en clave asiática. El discurso de Trump hacia China ha sido grave y las algaradas contra Irán y Corea del Norte forman parte del discurso de su cúpula militar, sin embargo también una cierta simpatía por el liderazgo carismático, populista y militarista de Putin. Un futuro eje de influencia Washington-Moscú como defensores de los valores occidentales frente al Islam radical y el poderío de China pueden ser la puntilla política para Europa, abandonada en su frontera oriental, con una OTAN en retroceso y en entredicho incluso desde el laborismo británico de J. Corbyn, y el creciente problema y lucha de poder en la influencia africana con China y en oriente próximo con Rusia.

Si la era de las turbulencias comenzó en 2008 con la crisis económica global provocada en EE.UU. y que sigue devastando Europa, el 2017 puede ser el de las graves certezas políticas y militares, con una probable resolución favorable en 8 años para el Tío Sam y el finiquito del papel europeo en la escena internacional. La influencia de la U.E. no ha sido predominante ni siquiera en la región, por lo que con EE.UU. de espaldas es probable que toque convertirse en el parque temático de castillos, museos y centros comerciales para nuevos ricos asiáticos y rusos. Aciago futuro nos trae Trump.

Sin categoría


Sorprendentemente uno de los principales cometidos de la Policia española hoy es vigilar que el desarrollo del juego pokemon se ajuste a las reglas… pero las de tráfico y seguridad. Según hemos podido ver en su cuenta de Twitter la Policia previene a los usuarios de este juego para que eviten cometer imprudencias. Recientemente una muchedumbre asalto el conocido parque neoyorquino de Central Park para conseguir un codiciado pokemon de la empresa japonesa. El colapso de vías y la obsesión generalizada con este juego, que bate todos los récords hasta la fecha, está abriendo un nuevo debate sobre las amenazas a la seguridad en el tránsito y el orden público. ¿Veremos entre las previsiones de la Policia Nacional el estreno de un videojuego? ¿Tendrá la DGT que tomar la aparición de una App como si de una operación salida se tratase? Nuevos tiempos implican nuevos retos sin duda… 

Sin categoría

12976694_1207831435918070_8494218927697872283_o

Hoy es un día fantástico para reconocer la importancia de una acitud positiva, una afectividad sana y una expresión permanente de los sentimientos que nos hacen mejorar día a día como sociedad. El mundo se mueve con el amor de los humanos y sin duda alguna los besos son grandes saltos que damos junto a alguien. Besa y déjate besar¡

Sin categoría

walkingjuice

Es el momento de avanzar, de conquistar nuevas metas y de poner todo nuestro talento en llegar allá donde nos hayamos propuesto. Esa es nuestra filosofía y así trabajamos para nuestros clientes en Walking Juice. Cuando uno cree en lo que hace y lo que siente es mucho más sencillo. Trabaja con lo que ames, ama aquello en lo que trabajaes y tu corazón se aliará de modo formidable con tus mejores ideas.

 

Sin categoría

Hoy estamos aprendiendo con el Consejo de la Junvetud de Extremadura sobre Garantía Juvenil, una política esencial para la juventud. Los problemas,as de precariedad laboral, paro e incluya pobreza juvenil hacen imprescindible la intervención de la administración desde políticas activas y focalizadas. Esta política es el referente en la Unión Europea en política de empleo juvenil, una gran apuesta que sin embargo se enfrenta a dificultades de implantación de tipo burocrático y de gestión. 

Pasar de la política teórica o de la mera propaganda a la política real. Ese es el gran desafío que abordaremos en el Seminario.  

 

análisis electoral, EE.UU., internacional, Política

The Simpsons votando en las primarias de EE.UU.

La familia norteamericana por excelencia con la que varias generaciones se sientan a comer todos los días, han ido a votar en las primarias y así nos lo hemos imaginado en @WalkingJuice.

Homer, el hombre de Trump.

El siempre visceral, ingenuo, incauto y propenso a llevarse por la publicidad agresiva y sugestiva de la mercadotecnia americana de Homer, es carne de votante del populista republicano. No es complicado imaginarlo gritando furioso ante el televisor o repitiendo irracionales consignas en el Bar de Moe, sin duda luciría la chapa del GOP con su elefante, todo un Pisonick de la política¡

Marge, la Hilary de la casa.

Marge cumple un estereotipo anticuado y sin duda es uno de los síntomas de vejez de la serie. Ama de casa con desarrollo laboral esporádico y trabajos marginales que nunca superan un capítulo, volcada en la cocina, la limpieza y los niños, representa el conservadurismo doméstico norteamericano, con una pátina religiosa llamativa. El conservadurismo doméstico de Marge no está reñido con su conciencia y visión de la justicia social, pero todo con las raíces de la real politik. Así el pilar de la familia Simpson se apoyará en el pilar del Partido Demócrata, Hilary Clinton, que se quiere proyectar sobre la política americana como la sombra de todas esas mujeres con alma y conciencia social pero pegadas a las cuentas del super y el miedo al terrorismo.

Lisa, ¿la América que viene?

EE.UU. ya nos ha dejado un presidente negro y una feminista convencida como Lisa Simpson debería hacer algún esfuerzo ideológico para no votar por la primera mujer en la Casa Blanca. Sin embargo estoy convencido de que si luciese una chapa en su vestido naranja o adornase su carpeta con una pegatina, sería con la cara de Bernie Sanders, la gran esperanza de la izquierda americana. Por primera vez un líder del ala más progresista del Partido Demócrata ha disputado cara a cara con el candidato de mayor peso, y aunque no es un marxista, el senador Sanders es un socialdemócrata a la europea en un país donde el comunismo es un hecho marginal.  La oportunidad de una América más igualitaria, solidaria y con servicios sociales públicos, junto a una política internacional mucho más comedida, son las banderas con las que Sanders haría que Lisa se emocionase. Queda ver si el futuro del Tio Sam pasa por un giro a la izquierda o a una derecha populista.

Bart, individualismo anarco-irreverente¡  

En estas elecciones los caminos de Bart pueden ser diversos en la medida de que se deje influir por la sensatez materna, algo poco probable, se vez seducido por la genética Simpson y acabe de escudero de Homer y el populismo agresivo o en un momento de paz fraternal con Lisa la ayude en su cruzada vital con escaso convencimiento personal. Pero sin duda lo más probable es que tomase el camino de la abstención y se conformase con pintar bigote a todos los candidatos en sus respectivos carteles.

Sin categoría

Thomas Paine, amigo personal de Benjamin Franklin y actor destacado en la Independencia de EE.UU.

La evolución del periodismo desde su eclosión como Cuarto Poder en los inicios de la Revolución Francesa hasta la trepidante carrera de los medios digitales y sociales de la actualidad es paralela a la evolución de la humanidad. En este sentido el desarrollo del modelo de consumo, el culto a la marca y la casi inopinada influencia del mainstream  como nueva forma de dictadura cultural, impone reflexiones profundas. El sentido del periodismo como cuarto poder tiene su raíz en la capacidad de llevar a las masas una realidad concreta y objetiva, una denuncia y solicitud por los intereses de una comunidad. Así la Independencia Americana está ligada sin duda alguna al desarrollo de determinadas rotativas que evolucionan desde los simples correros que llevaban noticias de una a otra ciudad como la mecha que recorre diferentes cartuchos de dinamita. Aquella mecha la encarnó como pocos Thomas Paine, considerado uno de los padres fundadores y que llevó por la costa americana el mensaje de la Libertad.

Hoy el mainstream domina el mensaje político y son muy pocos los que se atreven a llevar la contra a los mensajes oficiales. El poder de los medios de difusión masiva tiene efectos positivos al uniformizar determinados principios elementales, pero entre valor y derecho nos cuelan instituciones de mercado y estructuras sociales que diluyen al ciudadano y consolidan a consumidor. Sobre esto es interesante leer la entrevista que Cuarto poder  realiza a  Mónica Prieto con motivo de la obtención del IX Premio de Periodismo Julio Anguita Parrado. En ella denuncia que el periodismo ha perdido el sentido de servicio social  lo que nos devuelve al mercado y su control económico del consumidor por encima del interés informativo del ciudadano.

No podremos comprender el estado real de nuestros sistema políticos si nos ceñimos simplemente al análisis electoral o de las insitituciones políticas al uso. El poder e impacto de los medios de comunicación, así como su génesis interna, la evolución y concentración del capital que los controla y su linea editorial y mercantil aparejada, son la verdadera mecha que prende la mecha que hace estallar los cambios o los hace volar en pedazos. Frente a este poder descabezado y coronado por criterios exclusivamente mercantiles, la población evoluciona peligrosamente hacia el espectador-cliente y se aleja del ideal de ciudadano con sentido crítico que la Democracia tanto necesita.